Marcas extranjeras: cómo las decimos en España y cómo deberían pronunciarse

Es una tarea pendiente y un gran reto para los departamentos de marketing conseguir que las marcas se pronuncien como realmente son y no como nosotros queramos, pero en España somos así. Tendemos a “españolizar” todo, nos gusta traernos costumbres ajenas y hacerlas nuestras, no tenemos suficiente con nuestra maravillosa dieta mediterránea y cuanto más rápido nos entendamos mejor, aunque haya que cambiar algo a nuestro gusto…

Hoy en día cualquier marca desearía que la identificasen fonéticamente, además de por el resto de elementos de identidad visual. ¿Cómo es posible que “Schweppes” haya conseguido lograr su objetivo y marcas más potentes no? Pues bien, una buenísima campaña de la tónica impronunciable dejó huella en los españoles, y no sabemos escribirla pero ¿y lo bien que la decimos?

A continuación, os mostramos diez de las marcas que “españolizamos” más comúnmente y cómo deberíamos pronunciarlas, estamos seguros de que alguna de ellas te sorprenderá.

Nike

Cómo lo decimos nosotros: [naik]

Cómo hay que decirlo: [naiki]

Google

Cómo lo decimos nosotros: [guguel – gogle]

Cómo hay que decirlo: [gugol]

Levi´s

Cómo lo decimos nosotros: [levis]

Cómo hay que decirlo: [livais]

Carrefour

Cómo lo decimos nosotros: [carrefur]

Cómo hay que decirlo: [cagfúg]

Leroy Merlin

Cómo lo decimos nosotros: [leroimerlin]

Cómo hay que decirlo: [leguá meglán]

Peugeot

Cómo lo decimos nosotros: [peuyó]

Cómo hay que decirlo: [peshó]

Dove

Cómo lo decimos nosotros: [daf]

Cómo hay que decirlo: [dov]

Heineken

Cómo lo decimos nosotros: [Geinequen]

Cómo hay que decirlo: [ainechen]

Renault

Cómo lo decimos nosotros: [renol]

Cómo hay que decirlo: [renò]

Volkswagen

Cómo lo decimos nosotros: [bolksbaguen]

Cómo hay que decirlo: [folksvaguen]

marcas que se pronuncian mal en españa

¿Has intentado pronunciarlas de forma adecuada mientras las leías? A priori no llamamos la atención cuando las pronunciamos mal “entre los nuestros”, pero podría convertirse en un inconveniente o motivo de mofa en caso de viajar al extranjero.

A la hora de crear el nombre de una marca es importante que sea breve, suene bien y sea fácil de memorizar. Ser originales y diferentes puede resultar eficaz en cuanto al recuerdo, pero corremos el riesgo de que su pronunciación no sea la que nosotros pretendíamos. Recordad que: “en la sencillez está el gusto”. Esperamos que hayáis aprendido algo nuevo con el post de hoy y que os sirva de ayuda para pronunciar mejor el nombre de cada marca (al menos cuando crucéis nuestras fronteras).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *