¿Estrategia de contenido o estrategia de marca?

La respuesta la podréis obtener vosotros mismos tras leer este post, pero os avanzamos que no tendríamos por qué escoger una de las dos: su punto en común fundamental es que se basan en contenidos,  y aunque ciertos matices las diferencian, combinadas contribuirán al éxito de tu negocio.

Por un lado, la estrategia de marca consiste en diferenciar un producto, conocerlo y asociarlo a una marca por el simple hecho de formar parte de ella, tenga relación o no con el nombre de la marca.

Puede darse en dos contextos diferenciados:

  • Nuevas marcas: se crea una nueva marca para introducirse en una categoría de producto. (Por ejemplo, el conocido caso de Danone cuando decidió crear Yolado, una nueva marca de productos de yogures helados) Las características originales de la marca no responden a las necesidades de la nueva categoría de producto. 

nueva marca

  • Multimarca: se desarrollan dos o más marcas bajo la misma categoría de producto. Se crearían “marcas individuales” para productos diferenciados dentro de una misma categoría. (Nutella → categoría bombones → Ferrero Rocher, Mont Cherí, Kinder Schoko-bons, etc. 

multimarca

La estrategia de marca o branded content tiene un objetivo más lúdico que el marketing de contenidos. Las empresas que apuestan por ella tratan de conectar con los usuarios, inspirarles y emocionarles apostando sobre todo por formatos audiovisuales. Busca generar interés en los clientes y que estos asocien los valores percibidos con la marca.

Marketing de contenidos: mucho más que una estrategia

Por otro lado, el marketing de contenidos hace referencia al modo de comunicar. Busca algo más que crear un contenido. Pretende informar, vender e interactuar con los usuarios transmitiendo nuevos conocimientos y valores.

La conclusión final es que ambas estrategias se encargan de crear y transmitir contenidos, la primera trata de llegar a su público asociando valores de marca o sentimientos y la segunda enriqueciendo el conocimiento e informando al consumidor final. Por lo tanto, un negocio que apuesta por definir una estrategia en la que sus productos están asociados a una misma marca con valores definidos, concretos y claros y que además lleva a cabo una estrategia de contenidos, transmitiendo conocimientos novedosos y originales, conseguirá construir una marca sólida, única y con un puesto privilegiado en la mente del consumidor.

Así que ya sabéis, valor de marca y contenido original para calar profundo en nuestros consumidores.

Os dejamos como ejemplo la Campaña 2017 de Estrella Damm, marca pionera en el formato de micropelículas que consigue reflejar un estilo de vida y unos valores de modo que el consumidor los asocie a la marca. ¡Disfrutadla de nuevo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *