Blockchain, la próxima disrupción en el marketing digital

¿Dónde comenzó nuestra preocupación por la seguridad online? No fue la noticia que abrió la veda, pero en nuestra mente aún resuena el caso de Facebook con Cambridge Analytica. Cosas de la vida, poco después, Google y Twitter perdieron dos de sus directores de seguridad y ahora, la ley de protección de datos o GDPR está cobrándose víctimas por doquier con la intención de limitar el spam y el abuso de nuestra privacidad.

Está claro: Internet tal y como lo conocemos está inmerso en una seria crisis de confianza, y ninguno de los actores de su economía está a salvo. Un 34% de los usuarios de Google están preocupados por el tratamiento de su información y casi la mitad se estarían planteando abandonar algunas redes por esto mismo. Si tenemos claro el problema, ¿cómo redefinimos ahora las normas del juego en la red?

Blockchain, la solución que podría salvar Internet

Se estima que será la siguiente gran revolución después de la masificación de Internet, a la par del desarrollo Inteligencia Artificial y el IoT (Internet de las Cosas), pero ¿cuál es la base tecnológica del comercio online basado en las criptomonedas?

Más allá de Bitcoin, la Blockchain es una compleja red de cadenas de bloques donde se cifra la información mediante criptografía, sellando cada una de las transacciones que se registran en ella con un código impenetrable que asegura la veracidad, la temporalidad y cada detalle, conteniendo un registro certero de todo lo que se realiza.

blockchain seguridad

Así, Blockchain genera una capa extra de seguridad a Internet, mediante la cual sería posible eliminar los intermediarios (véase Facebook cuando conectamos nuestro perfil con una aplicación externa o una pasarela de pago autorizando a nuestro banco para comprar unas entradas de cine) que en la actualidad almacenan nuestros datos para verificar nuestra identidad ante terceros. Así, conseguiríamos agilizar las transacciones, eliminar comisiones y salvaguardar nuestra privacidad generando nuevos modelos de negocio descentralizados.   

Pero a lo que íbamos, ¿cómo puede el Marketing Digital beneficiarse de una tecnología aún en pleno desarrollo como Blockchain? En este artículo analizaremos casos de aplicaciones reales y futuros usos que la cadena de bloques aporta para desarrollar nuevo software basado en Blockchain (BaaS, Blockchain as a Service), plataformas o mecanismos de gestión de datos seguros y ágiles.

Blockchain y Marketing de Contenidos

Imagínate poder consumir únicamente el contenido que te interesa, y poder apoyar a su creador de forma directa, con un sólo click, para así seguir nutriendo y retroalimentando una red curada, de calidad y más útil para ti y el resto de usuarios.

Blockchain permite dividir hasta por 8 decimales un Bitcoin, haciendo factible la realización de micropagos y pagos instantáneos, o lo que es lo mismo, la emisión de pequeñas y/o simbólicas cantidades de dinero de forma fácil y rápida. Se trata de una solución que facilita mucho la forma en la que compramos online y que aporta seguridad extra, pues la información queda registrada en contratos inteligentes sellados en la Blockchain. A su vez, esto evita la necesidad de involucrar a un tercero -Paypal o tu banco, por ejemplo- que verifique -y generalmente, ralentice- la operación, 

Esta es la tecnología que ya está usando el agregador de contenidos Steemit, una de las plataformas sociales que se basa en Blockchain para recompensar de forma más justa a autores y consumidores de forma que todas las partes ganan. Así, premia a sus participantes con tokens bien sea por crear contenido, votar, compartir o donar a los propios creadores para que sigan publicando y retroalimentando el sistema.

Blockchain y Publicidad Digital

blockchain publicidad digital

La publicidad online actual se percibe en ocasiones como intrusiva y poco adecuada, violando en ocasiones los límites de la privacidad. Ante esto, soluciones como los ad-blockers están tratando filtrar todo ese contenido no solicitado que satura nuestra navegación, pero son un obstáculo para anunciantes. ¿La solución? Un sistema publicitario automatizado que conozca al usuario para mostrarle sólo el contenido que le interesa.

Si te permitieran elegir lo que quieres ver, ¿te importaría consumir publicidad online? Probablemente no, y es aquí donde entra la tecnología Blockchain. Un ejemplo actual es el usado por el navegador Brave, que bloquea anuncios intrusivos analizando el historial del usuario e incorpora un sistema que beneficia a las páginas web según la atención que prestan sus consumidores a los estímulos publicitarios.

En este caso Blockchain permite acceder de forma granular a la información más relevante de cara al negocio de la publicidad, protegiendo la privacidad del usuario ya que queda en su mano el control sobre sus datos en todo momento, permitiendo a los anunciantes obtener información más detallada y precisa para crear campañas online más adecuadas a su público.

Blockchain y el control de información

Otras de las mejoras extraídas de la tecnología Blockchain en relación con el consumo que hacemos de Internet sería el mayor control de las fake news, un tema que no sólo preocupa seriamente a Facebook sino también a la Comisión Europea, que actualmente trabaja en sistemas que se basan en la transparencia y trazabilidad de esta tecnología para evitar la malversación de la información. Ejemplo de ello es el programa Horizon 2020, el más amplio ejercicio de investigación en materia de innovación impulsado por la UE.

Los bots e incluso los virus tal y como los conocemos, parecen tener un enemigo común mientras cada día se extraen nuevos usos usos de la Blockchain para controlar la veracidad de la data y descentralizar las operaciones para maximizar los márgenes de negocio. A la vez, centenares de creyentes tratan de dar con el nuevo tótem y conseguir la financiación que desarrolle una tecnología que, no olvidemos aún, es compleja, lenta y costosa.

¿Estamos preparados para el Internet de la era post-Blockchain?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *