En la experiencia del Street Marketing

En un mundo en el que el factor sorpresa es cada vez más complicado, las marcas tratan de reinventarse para conseguir eso tan ansiado: llamar la atención, una misión que sin duda es más complicada que localizar el Arca Perdida.

Tras el auge del marketing digital, prácticamente imprescindible para toda marca que se precie, otra de las fórmulas publicitarias que no tiene fin es el Street Marketing. De hecho, tiene su lógica. Si se pretende atraer la atención del máximo número de personas posibles, ¿qué mejor lugar que la calle? Eso sí, los ingredientes necesarios son: tener mucha imaginación, echarle morro y empatizar con los viandantes.

¿Hay algo que no se haya visto aún? Francamente, da la sensación de que no. Así que cualquier idea, por muy disparatada que resulte, puede dar en el clavo para lograr el objetivo.

https://youtu.be/Q8zWONY0KyA

Así que para crear una buena acción de Street Marketing, dejaremos volar la imaginación teniendo en cuenta el componente creativo y el contacto directo con el público: nos mostraremos cercanos a éste, de forma que viva la marca no que piense en ella como un componente abstracto y alejado.

Deja un comentario