¿De qué hablo cuando no sé de qué hablar? Trucos para superar el temido bloqueo mental

Contenido, contenido y más contenido. Nos ponemos en situación: llegas a la oficina, son las 8:00 de la mañana y no sabes qué tipo de contenidos crear. Segundo café y seguimos igual, ¡que no cunda el pánico!, nos pasa a todos. No siempre las ideas fluyen igual por nuestras cabezas, pero no podemos permitirnos no crearlos, así que os compartimos unos truquillos para esos días que la mente parece estar en “blanco”.

Paso 1: Búsqueda

Es muy importante saber de qué hemos hablado ya para no repetir contenido, haz una revisión de tus últimas publicaciones y comienza a anotar temas. De aquí sacarás una lista con las categorías principales y te darás cuenta de que algunas están mucho más explotadas que otras.

Paso 2: Análisis

¡Vamos a la acción! Es hora de detallar esa lista de temas en otros más específicos.

Te damos algunas ideas de temas generales en los que puedes encontrar un mundo de información:

  • Experiencias
  • Tutoriales
  • Curiosidades
  • Preguntas
  • Contenido de emociones
  • Eventos
  • Definiciones
  • Consejos
  • Noticias/Actualidad
  • Opinión
  • Comparaciones
  • Contenido corporativo
  • Contenido comercial
  • Pasos a seguir

Recuerda que es muy importante que lo que escribas siempre vaya acompañado de contenido visual (una publicación con imágenes recibe un 90% más de visitas).

¿Qué contenido visual? Nos vale casi casi todo -siempre y cuando tenga calidad y guarde relación con el contenido-, nuestras sugerencias son:

 

Contenido visuall

Paso 3: Desarrollo

Ahora sí, hay que desarrollar el tema que hayas elegido para tu publicación.

  1. Investiga.
  2. Enriquece tu contenido.
  3. ¡Escribe! Ahora esperamos que estés más motivado y que un montón de ideas nuevas fluyan por tu mente.
  4. Adáptalo a cada medio teniendo en cuenta objetivos y target

Paso 4: Publicación

¡Compártelo! Recuerda que si gestionas varias redes o soportes, es muy útil un calendario donde organizar todo lo que publicas, hazlo con al menos dos semanas de antelación y… ¡mente abierta para cambios de última hora!.

Las redes están repletas de información, busca contenido realmente interesante y gana puntos redactando de forma original. ¡A por el próximo post!

 

Escrito por: Clara Jiménez – Social Analyst

Deja un comentario